29/11/15

La dicotomía


Cualquier cosa, ya sea película, libro, composición musical o lo que sea que tenga "El Viaje" como metáfora me hace entrar en estado "Ooommm" y logra conectarme con lo más profundo de mi inconsciente. No sé por qué. 

Mentira, en realidad si lo sé, pero cuando te acostumbras al peso que diariamente el mundo, con paciencia y constancia, te tira encima, da miedo caminar liviano, porque sin esa mochila puedes salir volando lejos.

Cuando hablo de "El viaje" como concepto abstracto, no me refiero a meterse ácido ni nada similar. "El viaje" para mi es cuando la vida te deja a la deriva, lejos de tu zona de confort y tienes que encontrar un camino, tu camino, donde sea que te lleve eso. Convengamos que no es un proceso fácil, muchos mueren en el intento, pero ¿de que otra forma aprendemos "La Lección"? El miedo al fracaso es el peor domador del circo. Y no es que yo sea la más valiente tomando caminos, pero al menos intento levantar la mirada de vez en cuanto para ver que aun estoy lo suficientemente lejos del horizonte para decirme: "Aun no he llegado". Y saber que no he llegado me alivia el alma, me hace respirar hacia adelante.

Este año tome un viaje que ha sido bastante absorbente. Más de lo normal. Pero lo peor es que últimamente me da miedo levantar demasiado la vista. Mi mamá me dice todo el tiempo: "Alexis, no tengas miedo a vivir". Y tiene razón, porque vivir implica ser honesta conmigo misma, solo que el costo de eso puede llegar a ser muy caro.

Hay que ver si estamos dispuestos a pagar el pasaje.


2 comentarios:

  1. Hola Ale! Primero que todo ¡Que agrado que vuelvas a escribir en tu blog! Me encanta tu forma de escribir y hechaba de menos leerte regularmente.

    Respecto al tema ha sido un aprendizaje también para mi el dejar de tener todo en control y que la vida me lleve un poco, tomando las oportunidades que se van dando y abandonando cosas en pos de un futuro que se presenta incierto pero en el cual confio. Los cambios antes me asustaban pero ahora me inquieto cuando llevo demasiado tiempo en un mismo lugar, demasiado segura, e inconcientemente comienzo a llamar al cambio.

    Este año te he visto incursionar en muchas cosas, lo cual me parece excelente ya que siempre es bueno mantener el espíritu inquieto!

    Éxito en los cambios que se vienen! Abrazos :)

    ResponderEliminar
  2. Es la tercera vez que escribo esto porque tengo problemas con mi sesión u.u jajaja

    Ya sabes que uno de mis problemas es el miedo a todo en esta vida, una vez en un taller me preguntaron: si fueras un objeto, qué serías? Después de pensarlo, la respuesta era clara, soy como un reloj de arena; no sólo por lo curvilínea XD sino porque parece que van leeeento si los comparas con los demás, pero al final dá la hora como todos. Yo me puedo demorar para todo en esta vida, pero eventualmente llego. El miedo a soltar las cosas, a dejarlas ir, me ha retrasado muchas veces pero estoy aprendiendo.

    Me alegra ver los diferentes rumbos que ha tomado tu vida y que a pesar de las circunstancias, no te encasilles, aunque cueste... ¡sigue así!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar