10/4/12

Turismo Aventura Home Edition

Punta Arenas- Inundación

Querido diario, hoy me metí las patas hasta el fondo en el barro... ¬ ¬ y no es metáfora.

Mientras caminaba tranquilamente por la costanera en Punta arenas (ciudad que aun se esta recuperando de la inundación que sufrió semanas atrás y dejo las calles de la ciudad llena de barro)  ... seme ocurrio caminar por sobre lo que parecía "arena húmeda", el resultado: Me hundí hasta el trasero en barro arenoso. Obviamente a ningún nativo de estas tierras le hubiese pasado algo así, pero soy la víctima perfecta para esta clase de desgracias. De no ser por unos turistas españoles que pasaron por ahí no se que habría sido de mi, tirada sola en medio de la nada hundida en el fango.

Esto sonará muy materialista y poco sureño, pero lo que más lamentaba era perder mis botas nuevas.... NOOOO, ESO JAMÁS!. Años soñando con esas botas, meses de trabajo para juntar el dinero y ni loca las iba a perder en un hoyo de barro, primero salgo en calzones, pero sin mis botas nuevas nunca!. Así que mientras el español me tiraba con un tronco a la sueperficie para rescatarme (estilo Indiana Jones), yo agarraba con fuerza las botas con mis pies para no perderlas. El pobre español me decía "Tia no intentes salvar los zapatos, mira que sera mas difícil sacarte de ahí y olé".. bueno nunca dijo olé, pero si lo demás. "Noooo, si los zapatos no me interesan". ¡Mentí, porque lo único que esperaba era salir con mis botas puestas! Finalmente me sacaron, les di las gracias y se fueron, mientras yo miraba las dos bolas de barros que al parecer eran mis piernas. Ah, ahora lo pienso y haber habido algún sapo con celular en mano, me graba y a estas alturas seria de los vídeos mas vistos en youtube junta a la mujer que no puede estacionar el auto, hasta mi propio meme tendría!!!... Seguro por ser semana santa, dios me salvo de pasar por esa vergüenza.

Me senté al sol a esperar que se secara el barro de mis pantalones y botas. Lloré, me enojé y por supuesto odié Punta Arenas. Después de un rato, y creyéndome Mc'iver, comencé a limpiarme con todo lo que encontré a mano: mi par de guantes, pañuelitos desechables suelto en mi cartera y, por supuesto, mi pañoleta de cuello. Al final tanto esfuerzo valió la pena, yo no se como lo hice, pero logré sacarle todo el barro a mis botas, claro que ahora están 3 tonos de café más oscuras y muero del dolor de piernas, claro nadie dirá que no cuido lo que me pertenece jajajaja

Ya me encuentro en el hostal, comiendo un sandwich que Chuck Norris comería como aperitvo antes del desayuno. Este tipo de cosas me hacen pensar que cada día me estoy volviendo más ruda, creo que me estoy reconectando con mi "Alexis Sanchez" interior, aunque no imagino a un hombre prefiriendo salvar sus botas antes que su vida... quizas un iphone, pero botas no.

Después de mucho limpiar, al fin aparecieron mis botas!!



1 comentario:

  1. puuuuuucha...habia hecho el medio comentario y no se qué aprete que lo borre =_=

    en resumen!, yo habria hecho lo mismo por mis botas favoritas así que te entiendo y te apoyo!
    se ve peligroso andar por alla, podrias andar con botitas de agua para no volver a arriesgar las favoritas XD

    y...cuidate mucho y no te resfries!

    Besos!!!!

    ResponderEliminar