11/4/12

Tonto Rico

Foto robada de carmindecochinillas.bolgspot.com

Una argentina me dijo el otro día "Es que en mi país los hombres son todos guapos visteh, pero entre más guapos, más pelotudos son los tarados ". Ese comentario me hizo pensar, hacer memoria y utilizar el método científico para llegar a la siguiente conclusión: Pasa en todas partes del mundo parece...

Asi como les pasa al algunas niñas afortunadas, hay hombres favorecidos por la genética y el amor de Dios. Eso no se puede negar. Yo no voy a generalizar diciendo que entre más guapo un hombre, más imbécil es, pero de que los hay... los hay, he conocido un buen par. La naturaleza también tiene sus irregularidades a la hora de crear una vida, pero al mismo tiempo es muy sabia así que la falta de una cosa la compensa con otra, por ejemplo: como yo soy  un poco sorda, la naturaleza me dio ojos grandes y ¡Listo, compensada de por vida!; ¿Le faltaron neuronas al pobre niño?, ¡Listo, lo hacemos "superdotado"! y al séptimo día Dios creo a Fabrizzio.

Aveces me canso de oir el comentario masculino sobre las "tontas ricas" o " la bella sin alma", no niego su existencia, pero ¿y el tonto rico ?¿ah?¿ah? El cliché del musculín es tan real como la vida misma. Insisto: no es que tooooodos los adictos al gimnasio, deportistas, modelos, ingenieros o agraciados galanes tengan "la pura cara de cuico", pero hay varios monos vestidos de encantador carisma y adiddas. Para ser justos, me declaro una encantadora mona vestida de segunda mano, chascona, fanática de los perfumes, un poco frívola y sin cara de cuica. Que nadie diga que no tengo auto-crítica.

¿Como se conquistará al hombre trofeo me pregunto yo?, es que si un hombre con pura cara de cuico se conquista igual que una mujer con pura cara de cuica, estamos en problemas. Un hombre puede llegar a ser tan superficial como cualquier mujer, vivir de apariencias, relaciones triviales y con sindrome pre-menstrual una vez al mes. Mi consejo: mastíquelo pero no se lo trague, eso asegurará su supervivencia.

Lo que quiero decir con todo esto es que la belleza externa no siempre refleja la belleza interna. Una espalda ancha puede ocultar un psicopáta, un neurótico, un mamón, un mentiroso, un lado femenino muuuuuy desarrollado, al imbécil más grande del mundo o... ¡todas esas cosas juntas!. Sea precavida, el bello sin alma también existe y anda suelto. No se deje impresionar por un cuerpo bonito, porque al final puede que solo sea eso: un cuerpo bonito.

1 comentario:

  1. Es tan cierto eso Ale, ya ahora estoy en el punto en el que he perdido la fe en los hombres, guapos... feos, todos me han decepcionado, cuando veo a una pareja realmente feliz, me pregunto: de dónde diantres lo sacaron?
    Yo sé que no soy perfecta, y si me pongo a autocriticarme no terminaré nunca pero hasta ahora, no he conocido a la persona para mí... una amiga un día me decía que no quería llegar soltera a los 30 porque todas las que conoce se han puesto exquisitas... mi respuesta es que han pasado demasiadas cosas como para querer cometer los mismos errores, volver a los mismos martirios.

    ResponderEliminar