1/3/12

La sabiduria de lo inevitable



Hay quienes aseguran haber visto a la virgen en una papa frita, yo aseguro haber visto "Lo Inevitable".

"Lo Inevitable" es lo que normalmente tu mamá te enseña de una manera muy didáctica cuando algo no resulta, para bien o para mal, como esperabas con esta frase: "Por aaaaalgo pasan las cosas Juanita!" (Imagíneselo con el tono de voz de su mamá/abuela/tia/vecina).

Lo inevitable está presente en mi vida influyendo tanto en las cosas pequeñas como en las grandes. Por ejemplo, hoy fui al oculista y llegue 5 minutos tarde a mi hora... sin embargo esos 5 minutos se tranformaron en 20 ya que la cajera tuvo problemas con la emisión de bonos. Al final entré casi media hora atrasada a mi consulta médica, lo que no significo ningún problema ya que el médico había tenido que atender a un paciente de urgencia que llego justo a la hora que yo había tomado y regreso a la consulta justo cuando yo llegué. Es un hecho muy simple pero de no haberme retrasado esos 30 minutos el médico me habría dejado plantada a la mitad del diagnostico por el paciente de urgencia.

Y las coincidencias continuan: cuando regresaba con mi hermano a santiago después de dos meses de patiperreo intensivo ( Entiendase Patiperreo= Viajes no Patiperreo= Perreo en un pie jajaja ), antes de tomar  el bus de regreso a Santiago desde L.A. ( Los Ángeles versión Chile jajaja) tuvimos que hacer una serie de viajes cortos a los alrededores en minibuses del año del Terodáctilo. 2 Horas de viaje a Santa Barbara, 2 horas más hasta Ralco, de regreso 3 horas más a santa barbara porque se volco un camión en la carrertera, desde ahí 3 horas más de regreso a Los Angeles porque el chofer se perdió en un desvio... En fin, todas esas cosas que a una le pasan sin que se pueda hacer nada al respecto. Todo esto dió como resultado que perdiera mi bus a Santiago ¬ ¬.  Pagué una pequeña diferencia y nos camabiaron al siguiente bus que salia un par de horas más tarde, horas que por supuesto pasé odiando a todo el sistema de transportes y carreteras de Chile, y al presidente obviamente. Es que todos son culpables cuando lo único que quieres es regresar a tu casa después de tanto tiempo y el mundo parece impedirlo. Con el corazón lleno de veneno me subi al siguiente bus y... Sopresa!!! El cambio de pasajes fue lo mejor que pudo habernos pasado, porque al no haber disponibilidad de buses y asientos, nos asignaron a "La primera clase" del bus siguiente. La primera clase le lleva: asientos tipo sillón-cama reclinable y elegante, azafato, DVD, y servicio de cafetería. ¿Que le pareció? ¡Bendito camión volcado y chofer perdido!, fueron las mejores 8 horas de viaje de mi vida en bus (Y creánme que ha estas alturas he viajado mucho en bus)

Para mi lo inevitable es aquello que hace que dos personas estando en el mismo lugar, a la misma hora y buscándose no logren encontrarse. Hace unos días se suponía que debía juntarme con James en el metro. Lo coordinamos muy bien, salvo porque lo inevitable hizo que él no lograra llevar mi número celular ni yo el suyo, pero todo lo demás era parte de un plan maestro. Ambos llegamos a la misma hora al lugar de encuentro, ambos esperamos a 30 metros el uno del otro, ambos conocemos la cara del otro jajaja, y ambos... ¬ ¬ no logramos vernos. James tuvo que recurrir al alto-parlante del metro para llamarme y yo, en un actitud muy propia de poca conexión con el entorno, pensé que escuchaba voces... 5 veces, juro que empecé a creer que estaba loca, pero es que jamás se me ocurrió pensar que me llamarían por alto parlante jajajaja. Lamentablemente nunca logramos coincidir y cada uno se marchó decepcionado a su hogar. Finalmente concordamos en que había sido una coincidencia muy particular y extraña, pero inevitable al fin y al cabo, influenciada por el exceso de personas circulando y que, al parecer, estábamos mirando en direcciones opuestas XD.

Obviamente me han pasado un montón de cosas parecidas ¿Y a quien no?, pero fue esta última la que realmente me hizo pensar en que cuando algo no tiene que suceder simplemente no sucede y viceversa, cuando algo debe pasar pasa a pesar de nosotros mismos. No digo que tooodo en la vida sea inevitable, solo digo que hay ciertas que nos llevan en una dirección u otra, sin que aveces incluso nos demos cuenta, porque simplemente no podemos controlarlas.

A propósito, un saludo para ti James, esta entrada de blog es en recompensa por la junta fallida :D.

4 comentarios:

  1. A mi me pasa que siempre logro juntarme con el Seba...aunque no lo planifiquemos, o no nos pongamos de acuerdo de donde juntarnos, al final siempre terminamos encontrandonos...ahora ya no es tanto pero cuando recién comenzamos y pensaba que queria verlo...siempre aparecia! o cuando fueron las protestas pingüinos (se me cayo el carnet XD) y huia del gas...aparecia el de repente :P

    No creo en el destino ni tampoco en las casualidades...creo en ....el secreto!!! jajajjajja...no :P

    Besos ale...queria comentarte decentemente pero mi cabeza no me responde U_U

    ResponderEliminar
  2. jajaja que lata! a veces es tragi-comico como pasan las cosas, pero asi son, son inevitables! pero las cosas pasan cuando deben pasar :)
    Nunca te agraeci por el dato de la libreria contrapunto, al fial encontre una el mall alto las condes y ahi consegui lo que andaba buscando para ana, asi que grcias :)
    aprovecho de paso para hacerle publicidad a mi blog xD estoy empezando un blog de mod, apenas hice mi primera enrada, asiq ue si quieres pasar a verlo ,bienvenida :)
    Espero que te este yendo bien en tu trabajo saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Ale! fuiste mi primer comentario en el blog! gracias! xD jajajaja!
    Que bueno que te haya gustado el blog, y que bueno que te animes a tener unos oxfords (son tan lindos! :P)
    Ya te agregue a google + asi que eso :)
    ana tambien te manda saludos!
    :)

    ResponderEliminar
  4. jaaaaaa me acabo de enterar de que fuiste cómplice de Lau XD no tenía idea jajajaja
    Lo de lo INEVITABLE es totalmente cierto, y tú has sido testigo Ale de que cuando no corresponde algo para mí simplemente no resulta aunque lo intente, por más porfiada que sea XD... muchas veces en el instante da rabia y es confuso pero más temprano que tarde, las cosas comienzan a tener sentido: él no era para mí, ese no era el momento, era mejor esperar...

    Cómo nos hace sabios el tiempo! jajaja

    ResponderEliminar